photo credit: <a href="https://www.flickr.com/photos/73416633@N00/286764041/">colros</a> via <a href="http://photopin.com">photopin</a> <a href="http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/">cc</a>

Calorías Saludables y No Saludables? / Freedom Fitness and Workout

Diferencia entre calorías saludables y no saludables

Cantidades iguales de alimentos o bebidas pueden ser isocalóricas pero no isometabólicas. Esta es una forma técnica de decir que hay una diferencia entre combustible y alimentos. Por ejemplo, nosotros podemos consumir 100 calorías de una bebida azucarada o 100 calorías de leche de almendras no azucarada, y van ser metabolizadas de manera diferente además de tener efectos muy diferentes en nuestro  cuerpo. Las calorías son iguales, pero las consecuencias metabólicas son bastante diferentes.

calorías saludables

photo credit: colros via photopin cc

La alta fructosa de jarabe de maíz (H.F.C.S.) suele encontrarse en bebidas azucaradas y contiene aproximadamente un 55% de fructosa y un 42% de glucosa. El 100% de la fructosa es metabolizado por el hígado, convirtiéndola en grasas poco saludables, mientras que la glucosa contenida naturalmente en la leche de almendras es metabolizada por cada célula en el cuerpo (la leche de almendras sin azúcar no contiene fructosa). La leche de almendras también contiene carbohidratos saludables, proteínas, grasas y fibra; Todos tienen propiedades beneficiosas que constituyen lo que llamamos alimentos. Estos componentes ayudan al cuerpo en la metabolización del azúcar de manera saludable.

Las  bebidas azucaradas pueden contener combustible pero no son alimentos. No hay nada sano en las bebidas azucaradas ya que el hígado es estresado con el gran trabajo de procesar una pesada carga de combustible que no contiene alimento.

El consumo de bebidas con H.F.C.S. conlleva mucho más trabajo para el hígado que si consumes la misma cantidad de calorías en formas naturales que contengan azúcar. Cuando consumes azúcares en formas líquidas (concentradas), especialmente refrescos o zumo de frutas, la fructosa y la glucosa golpeará el hígado más rápidamente que si los consumes en una manzana (o varias manzanas, que contiene la dosis equivalente de azúcar). La fibra desempeña un papel clave aquí – ayudando al proceso corporal de los azúcares en formas saludables. La velocidad con que el hígado tiene que hacer su trabajo también afecta a cómo metaboliza la fructosa y la glucosa y determina si el combustible se convierte en alimento para el cuerpo o almacena como grasa visceral.

La fructosa industrial va directa al hígado y gran parte de ella se convierte en grasa no saludable que cuelga de tus órganos y de tu cuerpo. Esto fomenta la resistencia a la insulina y la enfermedad metabólica, que se manifiesta como la obesidad y es también un controlador principal de las enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. Cantidades excesivas de azúcar industrial en la dieta también se considera un factor clave de muchos cánceres.

La industria alimentaria y el negocio de las bebidas azucaradas y carbonatadas trabaja 365 días al año para convencerte de que las calorías son todas iguales, y que simplemente tienes que comer menos y hacer más ejercicio para estar más saludable. Solíamos decir “Eres lo que comes”. Ahora es más exacto decir “Tú eres lo que metabolizas”. Las bebidas azucaradas no pertenecen a una dieta saludable, a pesar de lo que la “gran cola” y sus amigas quieran hacer creer.

MRY – sumptuous nubile poked hard

Si te ha Gustado Compártelo!!