Anillas de Gimnasia

Posiblemente la mejor herramienta para el entrenamiento del torso. Cualquier ejercicio es más difícil cuando se realiza en las anillas de gimnasia ya que activa los músculos de manera coordinada y con inestabilidad.

Ver Ofertas

Código: 4 Categoría:

Descripción

Anillas de gimnasia: Por qué usarlos, recomendaciones y dónde colgarlos

anillas gimnasia

 

Si has estado siguiendo el arte del entrenamiento físico durante los últimos tiempos, te habrás dado cuenta del resurgir de los atletas que anteponen cualidades como la fuerza, la integridad, y el dominio de su propio cuerpo.

Aunque los culturistas de la década de 1940 y 50 aún incorporaban el equilibrio y el entrenamiento con anillas en sus rutinas, el público en general dejó de lado su utilización.

Pero es genial ver que el péndulo ha oscilado de nuevo y el entrenamiento gimnástico, sobre todo con anillas, ha resurgido con fuerza para su uso no-olímpico, con un simple deseo de ganar fuerza y ​​habilidad sin ambición de competición profesional.

 

¿Por qué incluir las anillas en tu rutina de ejercicios?

La naturaleza única de las anillas de gimnasia y los ejercicios que se pueden realizar con ellos, proporcionan beneficios más allá de las de pesas o máquinas de poleas.

Uno de los beneficios de las anillas es su inestabilidad inherente. Esta inestabilidad obliga a multiplicar la tensión muscular en cada uno de los segundos que trabajas con ellas con el fin de evitar que se balanceen. Puede ser bastante difícil dominar tu peso en una barra fija, y mucho mas en dos anillos que se mueven! Esta dificultad se traduce en más fuerza y ​​músculo para tu  torso y núcleo.

El entrenamiento con anillas de gimnasia integra el entrenamiento de fuerza y ​​la coordinación de una manera que es mucho más difícil de lograr con otros equipos, además de sacarle un partido increíble a tu inversión en relación con el tiempo de entrenamiento y versatilidad. Es muy común oír hablar de personas fuertes a base de pesas, humilladas y sorprendidas por lo difícil que es llevar a cabo incluso los ejercicios de anillas más básicos. Es un entrenamiento intenso que sólo requiere unos pocos movimientos para igualar el impacto de una docena de otros ejercicios regulares disponibles en el gimnasio.

Asimismo, en cuanto a espacio y portabilidad, nada se compara con el gran entrenamiento que puedes hacer esta pieza fácil de transportar y sencilla de instalar.

 

¿Qué debo comprar para empezar?

Ahora, cuáles son las diferencias entre los diversos estilos de anillas?

Yo no recomendaría los de metal, ya que no ofrecen el tipo de tracción necesaria para una transición sin problemas en los ejercicios.

En cuanto a la diferencia entre los de  madera y los de  plástico, es muy significativa en términos de sensación, tracción, y peso. Las anillas de plástico son un poco más resbaladizas (aunque menos que el metal), y la disminución del peso puede hacer que las sientas menos sustanciales en tus manos. Esta es una preocupación válida, teniendo en cuenta que vas a tirar de tu peso alrededor de ellas. Los anillos de madera tienden,  simplemente, a “sentirse” mejor.

Por el contrario las anillas de plástico son definitivamente más baratos y son casi indestructibles. Sin embargo, si planeas entrenar con las anillas bastante a menudo, te recomiendo conseguir unos anillos de madera. El gasto adicional vale la pena. No obstante, las anillas de plástico son muy validos para el usuario ocasional, la elección es tuya.

 

¿Dónde debo Colgarlas?

Lo ideal es encontrar un lugar donde puedas pasar el rato y tener suficiente espacio libre para llevar a cabo todos los ejercicios que involucran estar por encima de los anillos, y que mantengan una altura que te permita realizar fondos con el cuerpo estirado.

Se recomienda buscar un espacio de 2’7 y 3’9 metros de alto. Espacio más que suficiente y cómodo (altura y anchura) como para realizar adecuadamente los ejercicios (especialmente los movimientos corporales completamente estirados). También, debes asegurarte de que las correas son lo suficientemente largas para que puedas descender las anillas a un palmo sobre la superficie del suelo y de esta manera poder hacer las flexiones, tablas, mountainclimbers, etc… Coloca las anillas aproximadamente a la anchura de los hombros.

Puedes montarlas debajo de una barra de dominadas ( aunque con limitaciones de movilidad), en techos o vigas siempre teniendo cuidado con la instalación para hacerla lo más sólida y segura posible (Por favor, estate alerta y haz esto sólo si estás absolutamente seguro de que puedes hacerlo seguro, otra opción es contratar a alguien que pueda hacerlo.) , columpios, pasamanos, porterías de fútbol, ​​árboles, rejas, etc… las opciones al aire libre incluyen, básicamente, en cualquier lugar hay una estructura sólida con suficiente altura.
MRY – sumptuous nubile poked hard

Si te ha Gustado Compártelo!!

Opiniones

No hay reseñas todavía.

Sé el primero en valorar “Anillas de Gimnasia”